RUTINA COREANA DE 10 PASOS ¡NO LE TEMAS!

RUTINA 10 PASOS

 

¿Conoces la rutina de 10 pasos en la cosmética coreana?

Se trata de una serie de pasos que puedes realizar para el cuidado de la piel, protegerla de factores externos que la maltratan y mantenerla siempre limpia y saludable. Su principio es el aplicar los productos por capas, ya que cada una potencia el efecto de la siguiente.

Las mujeres coreanas lucen una piel limpia, saludable, iluminada y fresca; esto se debe a la constancia que tienen en el cuidado de la piel. La belleza comienza en el cuidado de la piel; para ellas el maquillaje es sólo una herramienta para realzar esta belleza.

¿Te parecen muchos pagos? ¡No le temas! Verás que es muy sencillo llevar esta rutina y no tendrás más que

El objetivo de su rutina es mantener una piel impecable obteniendo una piel balanceada, hidratada y saludable. Con la rutina se van creando capas de productos con nutrientes que se absorben en la piel y se van aplicando desde la densidad más ligera hasta la más pesada.

La limpieza facial es muy importante en esta rutina, necesitamos retirar todo el maquillaje y la suciedad que podemos acumular durante el día o la noche. Debemos limpiar profundamente nuestros poros, las células muertas y el sebo que genera el rostro.

PASO 1.

DESMAQUILLATE.

Se necesita remover todo el maquillaje que hemos aplicado a nuestra piel, ya que normalmente contienen aceites que pudieran tapar nuestros poros y generar suciedad dentro de ellos lo que ocasionaría imperfecciones.

Los aceites limpiadores son suaves y nos ayudarán a remover todo el maquillaje (incluso aquellos “contra agua”) y a eliminar todo tipo de impureza, si tu piel es grasa o mixta no te preocupes, no hay problema con eso pues el aceite eliminará fácilmente el sebo natural que produce nuestra piel.

 

PASO 2.

LIMPIA TU ROSTRO.

Es el momento de hacer una segunda limpieza, y si te preguntas ¿Por qué? Es que, aunque ya hemos removido con aceite el maquillaje, es necesario limpiar todos aquellos rastros de suciedad que quedaron, grasa y contaminantes.  

Una espuma, un gel, o algún tipo de limpiador a base de agua es perfecto para utilizar en este paso. Solo hay que emulsionar con agua dando un ligero masaje en círculos y esclarecer con agua una vez que sintamos limpio nuestro rostro.

Cuando hayamos completado la limpieza nuestro rostro estará listo para recibir los siguientes pasos que ayudara a perfeccionar el cuidado de nuestra piel.

(imagen)

PASO 3.

EXFOLIAR.

Un exfoliante ayudara a limpiar desde dentro hacia afuera los poros eliminando así los puntos negros que se encuentra en aquellas zonas difíciles de limpiar, usar un peeling podría ser lo mejor ya que no son tan agresivos con la piel y le darán vitalidad y un brillo especial a nuestra cara. El exfoliante o peeling que elijamos solo deberá usarse de dos a tres veces por semana.

PASO 4.

TONIFICA.

El tóner regulará el pH de nuestra piel, también será el encargado de mantener un equilibrio entre aquellas zonas secas y grasosas de nuestro rostro. En cuanto a los tónicos podrás encontrar diferentes tipos de ellos con las funciones y beneficios específicos que necesita tu tipo de piel. Los tónicos no necesitan enjuagarse, estos deben absorberse profundamente en tu piel para lograr recibir una buena hidratación a continuación.

 

PASO 5.

APLICA UNA ESENCIA.

La esencia es un líquido que nos va a aportar hidratación a nuestra piel. Esta sustancia se absorbe rápido porque es de base acuosa, con una esencia empezaras a notar resultados en el rostro rápidamente. Al aplicar la esencia será mejor si la vamos esparciendo con pequeños toquecitos hasta que se absorba y no se debe enjuagar, al igual que el tóner podrás encontrar esencias con diferentes funciones para cada tipo de piel.

PASO 6.

SERUM.

El sérum, suero o ampolleta tiene una consistencia más densa. Esta sustancia es un tratamiento con una función específica que aportara en concentración sus ingredientes para mejorar y nutrir la piel.  Un sérum te puede ayudar a iluminar si tu piel es opaca, o a difuminar las arrugas, a hidratarla o aportar elasticidad etc. El sérum puede aplicarse de 2 a 3 gotitas en el rostro con un ligero masaje y de dos a tres veces por semana.

PASO 7.

MASCARILLA.

La mascarilla deberás aplicarla de acuerdo a las necesidades de tu piel. Esta normalmente aportará la hidratación necesaria y ayudará a complementar las funciones del sérum, la mascarilla puedes aplicarla 1 o 2 veces por semana, y la encontraras en diferentes formatos.

PASO 8.

CREMA DE OJOS.

Como podrás darte cuenta la piel de nuestros ojos es demasiado delgada y sensible por lo tanto necesita un cuidado especial, hay que mantenerla perfectamente hidratada y con la elasticidad suficiente para que no aparezcan pequeñas arruguitas que hacen ver tu piel cansada. Una crema de ojos normalmente ayudara a difuminar las ojeras y eliminar la hinchazón.

 

PASO 9.

CREMA HIDRATANTE.

Elige una crema específica para tu tipo de piel ya que esta aportara los beneficios y la nutrición necesaria. Esta crema debes aplicarla diariamente para mantener a tu rostro con vitalidad y luminoso. Podrías tomar en cuenta como consejo aplicar una vez a la semana una mascarilla de noche en lugar de la crema para obtener mejores resultados.

 

PASO 10.

PROTECTOR SOLAR.

Un protector solar te va a prevenir del envejecimiento prematuro de la piel, aquellas manchas que pueden ser causadas por el sol y algunas irritaciones, el protector solar puedes usarlo diariamente en cualquier época del año. Si te parece pesado utilizar un protector solar podrías utilizar una BB CREAM que lo contenga. Y así podrás continuar con tu maquillaje.

 

 

¿Ya estás probando esta rutina? ¡Queremos escucharte!

 

 

 

Deja un comentario